Muy buenas bricolajer@s, en este Brico vamos a ver como preparar nuestra calefacción para el invierno,  explicaremos consejos muy prácticos y cómo usar nuestra calefacción de manera eficiente y así poder ahorrar un poquito.

Comprobar la presión de nuestra caldera

Manómetro

Manómetro de la presión del circuito de la calefacción

Debemos saber que los fabricantes aconsejan una presión de 1,5bar, esta presión siempre se tiene que controlar con la caldera en frio, si nuestra caldera está a menos de 0,5bar podemos tener un problema, llegando a provocar que ni siquiera se ponga en funcionamiento, debido a que tiene un presostato de seguridad que actúa por baja presión para evitar que nuestra caldera se estropee, este presostato se desactiva cuando subes la presión. Una presión muy alta por el contrario también es malo ya que cuando el agua se calienta hace que la presión que suba por encima de 3bar y esto hará que se active la válvula de seguridad y gotee.

Comprobar los radiadores

Ya tenemos la presión adecuada y vamos a comprobar que los radiadores los tenemos… limpios! Puede parecer una tontería pero un radiador funciona por convección, que es convección? En pocas palabras es el “transporte” de calor por medio del movimiento de un fluido (el aire), de manera que el caliente sube y el frio baja, ocupando el lugar del anterior.

Este concepto aplicado a nuestros radiadores hace que el flujo de aire frío pase por dentro de las costillas del radiador calentando el aire y creando unas corrientes ascendentes de aire caliente que caldean la habitación, entonces para tener una corriente lo mas fluida posible, aprovechar todas las calorías de nuestra instalación y hacerla eficiente, es muy importante tener bien limpia la parte interna del radiador. Una forma muy simple es utilizar un plumero, un aspirador, una vaporetto etc..

Si queremos que nuestro radiadores funcionen a todo rendimiento es obvio que no debemos poner nada encima! No dejes ropa para que se seque encima ni nada por el estilo, si lo haces estas quemando dinero! Es mejor poner una silla delante y que la propia radiación seque esa ropa, …. Tranquilos eso nos ha pasado a todos jejeje.

Por último quien no tiene un radiador colocado detrás de una puerta? No? Nadie? Pues yo si! Cuando dejamos la puerta abierta, reducimos la capacidad de ese radiador debido a que frenamos el flujo de aire y por tanto… estamos quemado dinero! Por tanto, si tienes un radiador detrás de una puerta…en invierno, deja la puerta cerrada o ajustada y solucionado! Haced la prueba!

conveccion

Convección

radiador

Radiador

Cambiar la caldera a modo invierno y activar el termostato

Una vez comprobada la presión y la limpieza de  la instalación vamos a poner en marcha la caldera. En mi caso solo tengo que cambiar el selector de verano a invierno en el panel de la caldera y listos. La temperatura óptima de trabajo de una caldera esta entre 70-80ºC.

Selector de caldera

Selector de funcionamiento de la caldera

El siguiente paso es activar el termostato general y subir la temperatura para que salte y encienda la caldera. Atención si utilizáis un termostato digital, comprobad las pilas! Os lo digo por experiencia, una vez me volví loco buscando una avería y resulta que la caldera no funcionaba porque las pilas del termostato estaban gastadas ….  la pantallita del termostato estaba encendida y marcaba la hora, pero no tenía suficiente fuerza para abrir el contactor interno y hacer que funcionara la caldera… como entenderéis cada año las cambio 🙂

Normalmente el termostato suele estar en el comedor o sala donde hacemos vida, y este lugar suele ser el más grande de la casa. Si solo tenemos un termostato para toda la casa, puede ocurrir que en el comedor estemos a 20ºC y en alguna habitación se estén achicharrando… para solucionar ese problemilla podemos instalar un termostato directamente en la llave del radiador que abra y cierre ese radiador.

termostato

Termostato general

termostato radiador

Termostato del radiador

Un consejo más: no os flipéis con la temperatura! Pensad que es invierno y hace frio, sí, pero no es necesario que dentro de nuestras casas estemos a 23ºC! La temperatura recomendable es 19-20ºC, pensad que cada grado que le quitemos a nuestro termostato es un 6% de ahorro en la factura del gas, que no está nada mal…

Cuando no estéis en casa no bajéis la temperatura al mínimo, porque cuando lleguemos a casa y activemos la calefacción, tardara mucho en alcanzar una temperatura confortable, os aconsejo una temperatura mínima de 16º. Hay termostatos digitales que permiten programar toda la semana, son muy prácticos y nos permiten ahorrar energía!

Acabamos!

Por último comprobaremos que los radiadores se calientan uniformemente y no hacen ruido, si esto sucede es debido a tienen aire y por tanto debemos purgarlos. Esto lo hacemos aflojando la válvula con un pequeño destornillador plano y haciendo salir todo el aire, seguro que os sale aire mezclado con agua, para ello poned un vaso o un recipiente para no manchar la pared (tened un trapito a mano también) y aunque parezca que esta, aseguraros bien y hasta que no salga un chorrito constante de agua no paréis, después de esta operación acordaros de comprobar la presión de la caldera de nuevo.

A los que tengáis una caldera de gas-oil es importante limpiar el interior y el tubo de la salida de humos de la caldera, si tenéis destreza podéis hacerlo vosotros mismos, habitualmente los quemadores se separan del cuerpo de la caldera con un solo tornillo. Con cuidado pasáis el aspirador por dentro y lo volvéis a montar.

Si no lo tenéis claro mejor llamad a un profesional.

Recordad, con un buen mantenimiento de la caldera y la instalación, ahorraremos dinero, ganaremos en seguridad y evitaremos incidentes!

Saludos y buenos bric@s!!!

Productos recomendados:

[products ids=”1173,1176″ columns=”4″]

Suscríbete a Brico Rico!

Te mantendremos informad@ sobre las noticias publicadas en nuestro blog y de aquellos productos que hemos seleccionado para tí

A %d blogueros les gusta esto: